4 veces en las que te mandaste a romper con la rutina… y todo fue bien

Hacer cosas diferentes puede traer resultados increíbles. Si eres de los que se mandan a romper con lo establecido, seguro que has pasado por estas cosas.
Siempre es bueno salir de rutina y mandarnos a probar cosas nuevas. Fuente: Shutterstock

Muchas veces postergamos las ganas de hacer cosas diferentes y de cumplir retos personales por roche o por miedo. Pero llega un punto en el que no aguantamos más, nos armamos de valor y nos mandamos con todo sin importar nada. Probar cosas nuevas y lanzarte a la piscina es una forma de crecer personalmente y de fortalecer tu seguridad.

Todos hemos pasado alguna vez por estos momentos clave en los que es “ahora o nunca”. Lo mejor de todo es lo que pasa después de mandarte.


1) Invitas a tu amor imposible a salir y… ¡acepta!

¿Cuántas veces lo has visto pasar por tu costado y no dijiste nada? Hasta que llega el día, tomas la iniciativa y te mandas para invitarlo a salir. Te sudan las manos, apenas puedes hablar pero finalmente lo dices y lo mejor es que acepta. Sientes un remolino en el estómago y empiezas a contar los días para que llegue el momento. Sin duda luego de esto ya no habrá más rutina.


2) Viaje corto de fin de semana

¿A quién no le viene bien salir a tomar aire? Nada mejor para romper con la rutina que hacer un viaje rápido de relajo el fin de semana. Ya sea de camping, a la playa o a lugares cercanos, siempre hace bien conocer nuevas rutas. Un día te levantas con la actitud, empacas y te mandas. Lo mejor es que te relajas, te sientes más libre y con más ganas de empezar la semana en la chamba o la uni.


3) Aprendes a tocar un instrumento musical

Ya cansados de siempre hacer lo mismo, nos damos cuenta de que siempre quisimos ser rockstars. No importa si es el triángulo o la guitarra, aprender a tocar un instrumento es un reto que requiere paciencia. Ya sea con clases regulares o con videos caseros, la música nos relaja y eleva nuestra sensibilidad. Además es un plus que complementa tu estilo y aumenta tu popularidad.


4) Una reu inesperada con amigos

Si queremos romper con la rutina, los amigos siempre son una buena opción. Un día estás solo es casa, estresado por las tareas y los trabajos. Te mandas a llamar a tus patas y en unas horas ya tienes una reu en casa con los de siempre. Salir de la rutina con una junta inesperada con amigos nos hace despejar nuestros problemas y relajarnos, si es un fin de semana mucho mejor.

Así como en estos casos, seguro muchas veces te has mandado a romper la rutina de otras formas. Recuerda siempre intentar hacer cosas nuevas, pero eso sí, cuando te mandes hazlo siempre acompañado de una Guaraná bien heladita.

Comentarios

Mas en Campañas